La formación como clave para crear empresas con alma

Por el febrero 18, 2013

Algo está cambiando en las empresas y por ello en la formación

En las empresas, en mayor grado o menor, la formación siempre ha estado presente. Su objetivo ha sido y sigue siendo contribuir al desarrollo profesional de las personas que la integran y ayudarles a estar alineados con la cultura de la empresa.

Y, aquí es donde encontramos las 2 palabras clave cuya reflexión quiero compartir: Formación y Cultura, todas ellas integradas en un contexto cambiante, impredecible y complejo.

¿Cómo la formación también puede estar al servicio de la cultura de una empresa? Cómo puede contribuir a la existencia de una empresa y si me permitís de una empresa con alma, término que escuché hace poco en un evento al que tuve el placer de asistir, es decir, una empresa con valores de compromiso y dinamismo.

Si nos remontamos, brevemente, a 5 años atrás, la formación se centraba en impactos cortos en el tiempo, pongo por ejemplo, una acción formativa en la que un formador docto en un tema compartía con un grupo de participantes el saber, saber hacer y el saber estar, durante máximo 4/5 días y en un porcentaje elevado en 1/2 días.

Si por el contrario, focalizamos nuestra mirada al presente y un futuro no  muy lejano tenemos delante de nosotros un escenario distinto, las empresas buscan que el impacto de la formación tenga un largo plazo, que el vínculo entre el/los formador/es y el/los formando/s vaya más allá del contacto de una acción formativa, que se extiendan las experiencias, que existan valores: como la generosidad y se compartan ideas, como la confianza y se establezcan relaciones, como la comunicación y se expresen pensamientos, y porque no emociones hasta llegar a crear y formar parte de Comunidades Virtuales de Aprendizaje y empresas 2.0.

Este nuevo enfoque genera un planteamiento que contempla una combinación armónica de diferentes aproximaciones a la formación para favorecer que el desarrollo se produzca, según el modelo 70:20:10 (el 70% del desarrollo ocurre a través de experiencias laborales, resoluciones de problemas, el 20% del desarrollo ocurre a través del feedback, de la relación a partir de foros, blogs y un 10% del desarrollo se produce a través de formación formal, elearning, presencial…).

Desde mi experiencia puedo corroborar la certeza de lo anterior. He tenido la suerte de participar en un proyecto con una duración de 9 meses dividido en 3 fases donde se ha llegado a una tasa de conectividad de hasta un 95% en aquellos colectivos donde se ha dinamizado el proceso de aprendizaje, se ha fomentado la participación, se ha dado información, clarificado, explicado dudas y/o consultas, guiado y motivado a los participantes, haciendo un seguimiento de progreso y avance de los itinerarios, y finalmente compartiendo experiencias. El colectivo donde no se ha desarrollado este proceso de acompañamiento su tasa de conectividad ha sido de un 40%, una diferencia considerable.

Resumiendo, la cultura de una empresa y el desarrollo de la misma se verá afectada, en el sentido más positivo, por estos procesos de acompañamiento en situación de Aprendizaje y Desarrollo, así que desde Cegos animamos a que las empresas y los que las componemos nos impliquemos para ser el alma que nos empuje hacia el futuro.

Ana Mª Arnal – Consultora Senior en Cegos España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

franquicias de colombia Il y a 5 años (16h23)

Es correcto con cultura y formación se logran proyectos novedosos y duraderos, que contribuyen con el desarrollo de la sociedad.

Responder

Artem Il y a 4 años (02h16)

ah meu, sei lah, nao duvido q seja reaolcnhec3a7o uns caras viciados em WOW q se perdessem as contas iriam ficar bem putos (nao como esse cara, mas ainda assim, putos)o primeiro q entra c3a9 o irmc3a3o dele, ele ajeita a cam e fala q o irmc3a3o dele tah puto
pq a mae cancelou a conta de WOW dele, irmao fdp hauahuahuauh . Continuar leyendo

Responder