‘5Es’ para formar y aprender: 4 / Explorar

Por el octubre 30, 2018

Aprender es buscar nuevos significados. Como si de un explorador se tratase, el formando debe aceptar el riesgo de cometer errores, de llegar a callejones sin salida. Y, por su parte, el diseñador de la formación debe producir entornos seguros y de apoyo en los que los formandos se convierten en fabricantes de conocimiento.

5E explorarNingún “camino de aprendizaje” puede ser impuesto ni puede ser inamovible. El diseñador ha de esforzarse por crear un entorno adecuado, pero solo el formando sabe qué ruta tomar, y en qué momento, para conseguir ese *click*.

Esta exploración no puede limitarse a situaciones de aprendizaje “formal”.

Morgan Mc Call y sus colegas del “Centro para el Liderazgo Creativo” (CCL) realizaron una encuesta, en la década de 1960, a un grupo de managers anglosajones. En ella se veía como los managers dividían la adquisición de sus habilidades profesionales de la siguiente manera:

  • 70% del aprendizaje alcanzado a través de su experiencia profesional,
  • 20% del aprendizaje logrado a través de intercambios con otros en el trabajo (social),
  • 10% del aprendizaje en un contexto formal, práctico y tutorizado (coaching, mentoring, etc).

Pero no nos llevemos a equívoco, el estudio no viene a decir que la formación “formal” sea de poca utilidad. Como decía el mismo Charles Jennings, uno de los promotores del modelo, en su respuesta a una crítica:

“Emplear el 70-20-10 como regla general está fuera de contexto”

Se trata de establecer un marco que alinee la estrategia de desarrollo con el “mundo real”, no es cuestión de números.

Por lo tanto, no se trata de usar la regla del “70-20-10” como una receta de cocina, sino de colocar la formación, práctica y formal, en una perspectiva sistémica. El aprendizaje formal es aquél cuya intención y objetivos han sido determinados por la institución (escuela, empresa). En contraste, el aprendizaje informal sería aquél cuya iniciativa pertenece al propio formando.

En cierto modo, se podría decir que la formación formal asegura la exploración. Establece la “altura correcta” de la progresión de un nivel de dificultad a otro, respetando la “zona de desarrollo próximo”. Proporciona el tiempo necesario para la apropiación, la conciencia de aprendizaje y la proyección de su transposición. Permite el error y proporciona elementos que en la “vida real” no serían posibles. En este sentido, la formación formal facilita la transferencia de conocimientos y permite, precisamente, aprender mejor de la experiencia y los intercambios.

Aplicación:

Cada vez más, se establece una porosidad entre “formal”, “social” y “experiencial”, el dispositivo formal que integra las dinámicas del aprendizaje social y las situaciones de trabajo y fromación.


El aporte de la psicología:

El psicólogo Albert Bandura enfatiza el papel de las relaciones sociales en el aprendizaje.

“El aprendizaje por experiencia directa en realidad ocurre con mayor frecuencia de manera indirecta, es decir, al observar el comportamiento de los demás y las consecuencias resultantes para ellos. En cualquier caso, el aprendizaje indirecto no prescinde de la experiencia directa, pero puede, si es necesario, facilitarlo y animarlo si las consecuencias observadas son positivas.

El hecho de poder aprender por observación hace que los individuos puedan adquirir comportamientos o conocimientos sin tener que desarrollarlos gradualmente mediante un proceso de prueba y error “.

Fuente: Michel Monot, tomado por Paul Desette (en francés). 


Más allá del tríptico “trabajo social formal”, el diseño de “soluciones de aprendizaje” se acerca ahora al de crear entornos propicios para la creatividad y la innovación. Los lugares de aprendizaje cambian. Los profesionales de hoy y de mañana inevitablemente tendrán que tomar decisiones en un entorno complejo y en constante cambio, dejando a la máquina procedimientos simples y repetitivos. De este modo, el tiempo de aprendizaje se convierte cada vez menos en un tiempo de “condicionamiento” del conocimiento procesal. Y cada vez más nos reunimos para resolver problemas fuera del marco. Se valora la intuición.

Por lo tanto, es más que nunca necesario para nuestro explorador del aprendizaje, el ‘pensar fuera de la caja…’


>>>Conoce nuestras propuestas y cursos<<<


Autor original: Mathilde Bourdat
Manager Offre et Expertise

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *