Los nuevos modelos formativos: Conclusiones Observatorio Cegos

Por el septiembre 21, 2012

El 93% del personal no directivo, independientemente del grupo de edad al que pertenecieran, manifestó que la formación recibida a través de móviles, tabletas u ordenadores cumplió totalmente sus expectativas, frente al 87% de directivos.

Continuando con los datos aportados por el Observatorio Cegos de la Formación 2012, que debiera ser de obligada visita para todos los profesionales  de Recursos Humanos, hay otros datos que merecen unos momentos de reflexión, sobre todo en los momentos en que está encima de muchas mesas de trabajo la elaboración del Plan de formación del próximo año.

Me ha llamado particularmente la atención el recelo, por decirlo de una manera suave, que todavía suscita el empleo de las nuevas tecnologías por parte de los responsables de formación de las empresas europeas. Parece como si solamente fuesen los altos directivos o los segmentos de población más jóvenes de las empresas europeas los “aficionados” a la formación e-learning o blended. Y no es así. El 93% del personal no directivo, independientemente del grupo de edad al que pertenecieran, manifestó que la formación recibida a través de móviles, tabletas u ordenadores cumplió totalmente sus expectativas, frente al 87% de directivos.

Ahora las preguntas son obvias: ¿Son más exigentes los directivos que el resto de empleados respecto a las nuevas tecnologías de formación?, o bien, ¿se tiene un cierto “recelo” a expandir estas metodologías por el resto de la empresa? Las posibles respuestas quedan abiertas. De cualquier forma, pensemos que el 92% de las personas encuestadas mayores de 45 años y que recibieron formación de este tipo, se manifestaron positivamente respecto a la eficacia de la formación recibida.

Una vez más parece como si el entusiasmo individual por las nuevas tecnologías de la formación topara con las propuestas que se hacen desde las empresas. Es curioso que la formación a través de social learnings, como los wikis, podcast o comunidades de prácticas, no haya crecido de forma mantenida desde su aparición y utilización para tareas formativas desde el 2010, cuando las utilidades individuales y las aplicaciones que tenemos en nuestros i-phones o B.B. las manejamos cada vez con mayor asiduidad.

Los trabajadores europeos se muestran suficientemente satisfechos (74% de los encuestados) con la formación que reciben de sus empresas, independientemente de los medios tecnológicos utilizados, pero señalan que alguno de los “ogros” de los planes de formación siguen vivos y coleando. El seguimiento de las acciones formativas realizadas, la post formación o la implementación al puesto de trabajo de los conocimientos o habilidades trabajados durante las acciones formativas, no son “utilizados sistemáticamente”  por dos de cada tres empresas encuestadas.

Parecería que los planes de formación están muy centrados en la “venta” de la formación para los empleados, y mucho menos en la “post venta” y “garantía del producto formación” una vez adquirida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Brandi Il y a 3 años (11h05)

Thank you so much for this artilce, it saved me time!

Responder