Valor Diferencial

Por el enero 10, 2013

El valor diferencial de las consultoras está en imbricar hard y soft en sus proyectos propiciando la alineación de sus resultados (entregables) con los beneficios pretendidos.

Es una realidad que todas las organizaciones luchan por reducir hoy día sus costes y dinamizar sus ingresos para cuadrar sus presupuestos. En esta reducción de costes, cada vez más, las empresas dimensionan sus plantillas actuando con racionalidad para mantener el rendimiento del negocio y evitar pérdidas de funciones claves, y operan sobre la reducción de costes estructurales.

No obstante, sí que es cierto que se ponen en marcha medidas creativas  que proceden del aprovechamiento de sinergias diversas como el ajuste de la producción para alcanzar saturaciones más altas (optimización de la capacidad productiva) y el desarrollo de la polivalencia del factor humano que facilita la reasignación de tareas.

Por la vía de los ingresos, se trabaja sobre planes estratégicos de desarrollo de negocio, modelos comerciales, desarrollo de habilidades comerciales, etc… Sin embargo hay una serie de aspectos que en ocasiones no quedan reflejados en proyectos que actúan sobre la vía de los costes y sobre la de los ingresos.

En este sentido me gustaría recoger dos apreciaciones de expertos en el área del desarrollo de negocio y el management que considero que son muy importantes. La primera es que en consultoría, incluso en formación, se suele actuar, en la mayoría de las ocasiones sobre la parte hard obviándose la parte soft, utilizando para ello el símil del hard como el hueso de la organización y el soft como el músculo.

Un ejemplo relacionado con lo anterior es desarrollar un proyecto de re estructuración organizativa hard, y no acompañarlo de un proceso de gestión del cambio soft que permita activar y llenar de inercia al negocio nuevamente, pues será las personas, las que alienadas con esa nueva estructura, pongan en marcha la actividad.

Otra apreciación de un experto en management muy acertada es que no hay proyecto hard, es decir, por muy técnico, estructurado y delimitado que sea el entregable final que proporciona un mapeo de procesos del que penden procedimientos e instrucciones, el beneficio del mismo y la aplicación y uso final de la herramienta depende de personas, que son los que los usarán y optimizarán dentro de un círculo de mejora continua.

La mayoría de las empresas se centran en el hard y obvian el soft. De la misma forma, pocas consultoras desarrollan proyectos imbricando hard y soft.  Sin duda, la unión y estructuración conjunta es el determinante fundamental para que una inversión de consultoría y formación tenga sentido y retorne adecuadamente.

José Enrique García, Consultor de Cegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marty Il y a 4 años (16h20)

CW- You do realize the &#a2P6;1akist8n Daily’ is not a legitimate news agency right? It’s just a blog that accepts articles from anyone, like the ones in Australia that Zach Jones spams and points to as credible news sources.

Responder