‘5Es’ para formar y aprender: 2 / Explicar

Por el octubre 16, 2018

A lo largo de nuestro recorrido como alumnos, todos recordamos a un maestro que explicaba bien, que nos ayudó a entender. Pero ¿qué es “entender”? ¿Y cómo facilitar la comprensión? ¡La explicación más efectiva es la del propio alumno!

5E explicar

Lo que la neurociencia nos dice sobre la comprensión:

Entender es crear una relación entre cosas que ya sabemos. El momento de comprensión es “el momento Eureka”* o cuando reunimos elementos que hasta entonces permanecían dispares. Hacer esas “relaciones” se traduce en el cerebro en conexiones neuronales.

Comprender es constituir fisiológicamente un haz neuronal.

El comprender, etimológicamente “llevar consigo”, también puede reutilizar la información en diferentes contextos. Es necesario para poder activar el conocimiento: la comprensión y la memorización están vinculadas.

*Fuente: Medjad, Gil, Lacroix. Neurolearning. Eyrolles 2017

Facilitar la creación de enlaces

Estoy en formación, y tengo acceso a nuevas nociones. Cuanto más interactúo mentalmente con el contenido, más lo entiendo. Es un trabajo de ir y venir entre la información a la que accedo, el conocimiento y las representaciones, almacenadas en mi memoria a largo plazo. Esta creación de enlaces es esencial para la comprensión. Se forja en la memoria de trabajo, que es limitada y de corto plazo. Por eso es crucial no sobrecargarlo, y respetar su ritmo.

“Explicar” es, por lo tanto, lo que facilita la creación de estos enlaces.

Aplicación: partir de representaciones de los alumnos, para hacer analogías, para señalar qué es lo mismo / diferente de lo que ya saben …

Limita la cantidad de información nueva a solamente lo necesario para no saturar a los participantes innecesariamente.


Ayudar a darle sentido

Nuestro cerebro procesa constantemente mucha información. Hace predicciones sobre el significado, a partir del reconocimiento de algunos elementos. Unas riendas, el sonido de los cascos, un mechón de pelo, son suficientes para que él pueda inferir la presencia de un caballo, por ejemplo.

Para ayudarse a sí mismo, clasifica todo lo que percibe en categorías.

Aprender es categorizar más y más finamente. Explicar es facilitar la categorización de nueva información.

Aplicación: Estructurar y priorizar el contenido de forma precisa. Preséntalo visualmente en forma de árbol (mapas mentales, diagramas). Resalta las relaciones entre los elementos. Anima al alumno a producir sus propios esquemas.


Dar a entender

Los sentidos hacen posible enfocar la atención, por lo tanto, facilitan la toma de información y su “codificación” en la memoria a largo plazo.

“Explicar” es “dar para entender”. Cuanta más variedad de registros proporciones al alumno, muchas más formas de reactivar el conocimiento cuando lo necesite.

Sobre esto, Medjad, Gil y Lacroix, en su trabajo colectivo “Neurolearning” (Eyrolles, 2017), proponen asociar tres tipos de palancas:

  • Semánticas
  • Sensoriales
  • Emocionales

“Dar a entender” es también, más allá de las palabras, “sentir”, “probar”, en un contexto seguro y sin juicio, la operatividad de una práctica o la ineficiencia de otra.

Aplicación: Pídeles a los participantes que reformulen lo que entendieron, con sus propias palabras. Pide a los participantes que expliquen lo que entendieron mediante diagramas, bocetos.

Crea analogías, haz que los alumnos entren en una narrativa (narración de cuentos).

Proporciona a los participantes múltiples oportunidades para moverse, manipular, sentir. Haga que pongan palabras sobre las emociones que sienten.


>>>Conoce nuestras propuestas y cursos<<<


Autor original: Mathilde Bourdat
Manager Offre et Expertise

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *